alternativa P2P a las descargas de archivos

El FBI ha cerrado Megaupload, sus responsables han sido detenidos, la sentencia contra los creadores de The Pirate Bay ha sido ratificada y el portal no tardará en ser bloqueado en el Reino Unido. Además, países de todo el mundo ya aplican o ultiman sus leyes antidescarga. En España, la conocida como Ley Sinde funciona desde el pasado 1 de marzo.

Todas estas circunstancias han contribuido a dar un nuevo impulso a los sistemas de intercambio de archivos mediante programas P2P. La actividad en las redes peer to peer creció en los días que siguieron a la polémica generada en torno a la ley SOPA y al cierre de Megaupload. Aunque aún resisten algunas páginas de alojamiento de archivos, programas como Ares, eDonkey y sobre todo BitTorrent han vuelto a ponerse de moda.

A todos ellos se ha sumado ahora RetroShare.

Esta aplicación nace para convertirse en la red de intercambio de archivos más segura, ya que propone un sistema anónimo (las direcciones IP no son públicas), descentralizado y sin censura. Los usuarios pueden crear redes protegidas a las que añaden a otros usuarios en los que confían para intercambiar archivos. De este modo, las redes van creciendo, primero a partir de internautas en los que se confía y después por las redes de estos primeros contactos.

Esto significa privacidad garantizada, ya que no se puede monitorizar la actividad de los usuarios. El concepto no es nuevo, se conoce con el nombre de Darknet y cuenta con exponentes de cierta popularidad (Freenet y GNUnet, por ejemplo), pero RetroShare ha alcanzado el éxito en mucho menos tiempo que estas.

Sin censura

El objetivo es crear una red en la que todos sus usuarios puedan compartir sin censura todo aquello que deseen. Según ha explicado el creador de RetroShare, DrBob, a Torrentfreak, el sistema «trata de crear un espacio privado en Internet, una red social en la que puedas colaborar compartiendo todo aquello que quieras. Es un espacio libre de los fisgones ojos de gobiernos, empresas y anunciantes».

El número de usuarios y el volumen de descargas de RetroShare se ha incrementado tras cada nuevo movimiento internacional en contra de la piratería. Según DrBob, en marzo se producen «10 veces más descargas que en diciembre de 2011». El sistema se encuentra en auge, y podría situarse en niveles de popularidad como los de eDonkey, BitTorrent, Kazaa o Napster.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *